Son las 6 de la mañana y me dirijo hacia el aeropuerto, mi vuelo sale a las 8 y no quiero llegar tarde ya que tengo una reunión muy importante en Barcelona y es imprescindible que asista.

Facturo mi maleta y me dirijo a la cafetería ya que queda un rato para embarcar. Pido un café y me siento en una mesa. Cojo un periódico y empiezo a ojearlo. Las mismas noticias de siempre. Enciendo un cigarro y saboreo cada calada que me sabe a gloria.

Hay gente a mi alrededor y observo que hay personal de tripulación tomando café en la barra. Miro atentamente, parecen pilotos, hay 3 y la verdad es que son bastante guapos.

Sigo mirando el periódico y de pronto mi vista se alza y se fija en uno de ellos, un hombre canoso, de unos 38 años más o menos, alto y fuerte y que le sienta de muerte el uniforme. Me quedo embobada como una niña, noto que me mira y me sonríe, le sonrío y me toco el pelo.

Mis bragas se van mojando poco a poco, me estoy excitando con el atractivo piloto que me sonríe. Mi imaginación empieza a hacer de las suyas y mis pezones se ponen erectos. Le miro, le vuelvo a sonreír y me levanto de la silla. Me dirijo hacia la puerta de salida y me acerco hacia la barra, pago el café y noto un aliento caliente en la nuca que me susurra que le espere en el baño de señoras. No me giro y me dirijo hacia la puerta.

Al principio no pienso ir al baño de señoras pero debido a la humedad de mis bragas y a la excitación que tengo en mi coño me veo casi obligada a ir. Voy despacio y pienso en lo que puede pasar, quizás solo sea un pequeño revolcón o quizás me haga pasar un buen rato.

Entro al baño y observo que hay un par de mujeres, me lavo las manos y aprovecho para empolvarme la nariz y peinarme un poco. Luego me pinto los labios y veo que las mujeres salen. Miro hacia la puerta a través del espejo y veo una silueta masculina. Es el, está aquí. Me doy la vuelta y le miro fijamente.

Cierra la puerta y me introduce dentro de un año. Se baja el pantalón y saca la polla, es grande y está erecta. Me sube la falda y me coge por los muslos. Retira mi tanga y me penetra al instante.

Estoy excitada y me pongo a cien con los movimientos de cadera que me hace el piloto. Noto su polla firme dentro de mi coño que me folla sin parar. Aprieta mi culo fuertemente con sus manos e introduce su cabeza entre mis tetas ansiosas de que las toquen. Le pido más y lo hace con más fuerza.

videos porno gratis
pornotube
tetonas
culioneros
cumlouder
fakings
orgasmatrix
pajilleros
puritanas
putalocura
poringa
porno argentino
porno boliviano
porno boricua
porno chileno
porno colombiano
porno cubano
porno dominicano
porno ecuatoriano
porno español
porno guatemalteco
porno hondureño
porno mexicano
porno nicaraguense
porno panameño
porno paraguayo
porno peruano
porno salvadoreño
porno tico
porno uruguayo
porno venezolano
videos zoofilia

Me gira y me apoya contra la pared. Noto como toca mi culo y al instante mete su polla en el. Mi placer estalla y se desborda con esa polla en el culo. Me estoy corriendo una y otra vez y voy a enloquecer de gusto. Me folla con fuerza penetrando mi bonito culo que agarra con ganas.

Mi cuerpo tiembla de placer y noto como su semen encharca mi culo. Todo su líquido, su maravilloso líquido resbalando por mi culo y por mi coño. Estoy cachonda y satisfecha. Un piloto super atractivo acaba de follarme con muchas ganas.

Nos arreglamos la ropa y nos despedimos con un hasta luego. Me arreglo un poco el pelo y me dirijo a coger mi avión, una vez dentro me acomodo y pido algo de beber. Al rato me levanto y me dirijo al baño. Cuando salgo cual es mi sorpresa cuando veo al piloto que me acaba de follar en el baño de señoras.

Me sonríe y me hace un gesto para que le siga. Camino detrás de el y nos metemos en la cabina del avión. Dentro hay otros dos hombres. Un piloto y un copiloto. El piloto es más o menos de unos 40 años y el copiloto es un chico joven de unos 25 años.

El piloto que me había follado se llama Gonzalo y me presenta a los otros dos, Javier, el copiloto y Jaime el otro piloto. Me saludan atentamente y me preguntan que si conozco los mandos del avión, les digo que no y me invitan a que vaya para enseñármelos.

Gonzalo cierra las puertas y yo me acerco a los mandos. Jaime me indica donde están los mandos y me apoyo sobre ellos. Mi culo queda expuesto a la vista de Gonzalo y Javier. Ambos los miran y se comentan entre ellos que es un culo bonito y que les gustaría conocerlo. Me giro y sonrío.

Gonzalo sube mi faldita y observa que no llevo el tanga, empieza a tocarme el coño con la mano abierta y le dice a Javier que me toque que tengo el coño muy encharcado y éste empieza a tocarme con mucho cuidado. Introduce un dedo en mi coño y pronto empiezo a estremecerme.

Noto una mano que se mete dentro de mi sujetador, es Jaime que se ha unido a nosotros y me saca la polla para que se la chupe, se apoya en los mandos y me la meto en la boca. Es una polla grande y me está dando mucho placer chuparla y veo que a el también le gusta.

Javier quita los dedos de mi coño y se saca la polla deseosa de follarme. Me agarra por las caderas y me penetra con mucha excitación.

Gonzalo se sienta en una silla y mira excitado, le miro y le sonrío y le pregunto que si se une al grupo que lo estamos pasando bien, me sonríe y me dice que disfrute.

Seguimos con nuestra escena grandiosa de sexo y de repente entra una azafata dentro de la cabina, pregunta que si necesitamos algo y Gonzalo le pide que se la chupe. Ésta se arrodilla y empieza a chupársela. Al mismo tiempo, Javier me saca la polla de mi coño y me dan la vuelta. Ahora se la chupo a Javier y Jaime me la introduce en mi excitado y mojado coño.

La azafata se sube la falda y se sienta encima de Gonzalo. Éste la penetra por el culo y por lo que veo le está gustando mucho, al igual que a mi que tengo dos hombres a mi disposición y me estoy excitando viendo a Gonzalo follarse a la azafata.

La azafata me mira y se chupa un dedo, se tira hacia mi y nos besamos con lengua arrodilladas en el suelo y tocándonos los pechos. Los tres pilotos nos miran y se pajean delante de nosotras, se ponen cerca de nuestras bocas y derraman su semen sobre nuestras caras y nuestras bocas. Lo saboreamos y nos volvemos a besar.

Nos vestimos y me despido de los pilotos, me dicen que volveríamos a vernos y me despedí con una sonrisa.

La azafata me acompaña a mi asiento muy educadamente y sigo con mi viaje…..